La tecnósfera en mi móvil

El origen de internet nos remonta a la imagen a blanco y negro de una gran cantidad seriada de computadoras gigantes, instaladas en amplios espacios físicos, con botones de funcionamiento e interconectadas a la red a partir de cables de transmisión de datos. La modernidad de internet nos puede reflejar una ilustración a color, compuesta de computadoras livianas, teléfonos inteligentes transportables, táctiles, conectados a internet a través de datos móviles y redes inalámbricas. En este escenario el concepto fundacional de internet parece no cambiar: “interacción”, “telecomunicaciones”, “intercambio de información”, “conexión”. Lo que parece cambiar y que en parte se trasluce en la comparación de las dos imágenes ya presentadas, son las plataformas físicas que permiten navegar ahora en internet y la configuración de la vida humana subyacente a estas.

maxresdefault-1

Un día común de un ser humano moderno puede empezar con la alarma de su celular.  Sin haberse levantado de la cama, es probable que empiece el día revisando las notificaciones en sus redes (Facebook, Twitter, Instagram, Foursquare, LinkedIn etc.). Luego, eventualmente habría de interesarse por conocer el pronóstico del clima en su aplicación “WeatherBug”. De acuerdo al clima pasaría a buscar en su aplicación “Cloth” el “look” del día. Al salir de su residencia necesitará transportarse por lo que habrá de usar “Waze”, “Tripda” o cualquiera de las aplicaciones de localización o carpooling, que indican las rutas, los medios de transporte, el estado del tráfico y hasta el tiempo que ocupará llegar al lugar de destino. Durante el día, podrá leer noticias en las apps de los medios de comunicación, ordenar su almuerzo en domicilios.com, tener una cita romántica con una persona que conoció a través de Tinder, escuchar la radio en TuneIn Radio, ver videos en la aplicación de YouTube, tener momentos de ocio en las páginas de memes o videojuegos, ∞; todo gracias a su celular e internet.

Lo anterior estaría ligado a la revolución de las “apps”, consistente en el éxito de las miles de aplicaciones móviles que entre tanto plasman parte de las premisas originales de internet: infinidad y utilidad. Probablemente los primeros usuarios de ARPANET sólo se imaginaban la navegación en la red a través de esas computadoras inmensas de la mitad del S. XX. De la misma forma, ya para la época de la computadoras personales es de esperarse que no habría sido previsible imaginar que el WWW se trasladaría a las estilizadas pantallas de los dispositivos móviles.

La metamorfosis hasta el momento ha llegado a los celulares inteligentes. Resulta poco confiable lanzarse a afirmar certeramente lo que depara el futuro frente a las plataformas por las cuales se podrá navegar por la red. Lo que por ahora se podría afirmar es que nuestra “civilización”, y su funcionamiento, no se concibe sin estos aparatos y sin la posibilidad del uso de internet a través de estos.

Imagen tomada de: https://www.youtube.com/watch?v=zv59WaYcJjU / EXPLORA CONICYT (Julio, 2014) El origen del uso de la “@” (arroba) en internet.

Advertisements

One thought on “La tecnósfera en mi móvil

  1. Interesante, Luisa. En efecto el uso de la red misma en su dimensión física, desde los aparatos, hoy cada vez más móviles y pequeños, era difícil de anticipar en los orígenes de internet.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s