Técnicas para emocionar con la verdad.

A mayor variedad de herramientas para contar historias periodísticas, mayor peligro de perder el foco de la historia. Da la misma manera la vinculación de nuevas técnicas y formatos a la disciplina constituye el riesgo de alterar la verdad en nombre de la forma. De ahí el llamado de Novak y Rosentiel a no subordinar jamás la precisión y la veracidad a la técnica por atractiva que esta sea, y de ahí que pueda decirse que las técnicas narrativas (y su proliferación) facilitadas por un contexto digital, sean armas de doble filo.

Pero quizá no sean solo la verdad y el foco de las historias lo que esté en juego antedicha variedad de herramientas y formatos. Quizá también lo esté la capacidad del periodista para generar en su público algo distinto a la sensación de estar informado: Si bien la verdad puede tener un impacto por sí sola, el recurso con que se entregue puede modular dicho impacto. Un ejemplo fresco (para el curso) es el uso del comic para dar a conocer hechos que en formatos fotográficos o de video serían extremadamente crudos (Caso 4Ríos). En el sentido opuesto la parodia periodística (así llamada a falta de un mejor nombre para el género) permite ridiculizar en extremo las intervenciones del candidato republicano Donald Trump (Caso “Last Week” de John Oliver), aún cuando muchas sean contradictorias e inverosímiles bajo cualquier formato.

Quizá tenga algún sentido entonces preguntarse por el tipo de beneficio que cada herramienta y cada formato ofrece en sí mismo, para determinar su idoneidad en función del tipo de historia que se quiera contar, o el tipo de información que se busque transmitir. Las técnicas de visualización por ejemplo ofrecen como beneficio la comprensión de grandes volúmenes de información, y si están planteadas de manera que inviten al “lector” a interactuar, ofrecen como beneficio el involucramiento y la apropiación de información.

 

Herramientas de usos más prácticos como los Drones, no son solo un punto de vista o una toma novedosa (en tanto que son recientes) sino que ofrecen tomas que abarcan mayor cantidad de espacio. En ese orden podemos hablar de la comprensión de magnitudes o escalas como beneficios, y por esto se explica lo útiles que resultan al cubrir desastres naturales.

Y así, podríamos seguir conjeturando acerca de la idoneidad de herramientas digitales (e porqué no, incluir las análogas) en función del contenido; hablar de recursos de audio como los podcasts y su poder para estimular la imaginación, lo cuál los hace perfectos para contar historias difíciles de creer , mencionar la inmediatez como evidente beneficio de los formatos cortos (tweeter),  y su idoneidad para el periodismo de opinión al condensar un punto de vista en 140 caracteres.

podríamos quedarnos conjeturando, pero el objetivo de esta entrada no es generar un listado de formatos y beneficios, sino dejar abierta la inquietud a la utilidad de hacerlo.

Juan Tamayo.

 

 

________________________

Fuentes:

  • Bill Kovach y Tom Rosenstiel. The elements of Journalism. [Revisión a la tercera edición, 2014, Republicado en Nieman Reports].
Advertisements

2 thoughts on “Técnicas para emocionar con la verdad.

  1. Exacto. No se trata de la tecnología por la tecnología, si no de cuándo el formato (nuevo o viejo) sirve a la historia y al propósito narrativo que, como tu decías en clase, no es un asunto exclusivo del periodismo.
    (Kovach y Rosenstiel -escribiste la referencia correcta al final, pero los nombres con ortografía iconrrecta en el post).

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s